Bogota.  La Armada de Colombia confiscó 1.887 kilográmos de cocaína que eran transportados en una lancha cerca de una playa del Mar Caribe, mientras que la Policía expropió bienes a tres prófugos narcotraficantes valorados en más de US$110 millones, informaron este martes las autoridades.

Inicialmente, una patrullera de la Armada interceptó en el Golfo de Urabá, cerca a la frontera con Panamá, una lancha que transportaba el cargamento de cocaína y capturó a los cinco tripulantes que intentaron eludir la persecución de las autoridades militares.

Colombia es el primer productor mundial de cocaína con alrededor de 400 toneladas métricas anuales, pese a los esfuerzos de Bogotá y de Estados Unidos para reducir los cultivos de hoja de coca.

El ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, dijo que la droga confiscada tiene un costo estimado en US$38 millones en el mercado internacional.

"Esta incautación representa un golpe contundente a las finanzas de la banda criminal de Los Urabeños, que tanto daño ha causado en el noroccidente del país", aseguró el funcionario.

Antiguos paramilitares de derecha. El grupo armado ilegal al que se refirió Rivera es una organización de narcotraficantes conformada por antiguos paramilitares de ultraderecha que incumplieron un acuerdo de paz con el gobierno y que regresaron a actividades ilícitas.

Por otra pare, la Policía Nacional y la Fiscalía General expropiaron 203 bienes entre casas, apartamentos, fincas y vehículos pertenecientes a los prófugos narcotraficantes Daniel Barrera, alias "El Loco Barrera", y los hermanos Javier Antonio y Luis Enrique Calle Serna, más conocidos como los "Comba".

Las propiedades tienen un valor estimado en más de US$110 millones.

Colombia es el primer productor mundial de cocaína con alrededor de 400 toneladas métricas anuales, pese a los esfuerzos de Bogotá y de Estados Unidos para reducir los cultivos de hoja de coca.

Un kilo de cocaína en Colombia tiene un precio de unos US$1.000, mientras que en los mercados internacionales puede alcanzar hasta los US$30.000, de acuerdo con fuentes de seguridad.

Además, la posición geográfica de Colombia, rodeada por dos océanos, la convierten en un lugar estratégico para el tráfico de drogas y de armas.

De acuerdo con el gobierno, el negocio del narcotráfico es controlado actualmente por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), antiguos grupos de paramilitares y carteles vinculados con los de México.

En 2009, las autoridades colombianas confiscaron más de 203 toneladas de cocaína y en lo que va de este año la cifra supera las 90 toneladas.