La Paz. La campaña electoral para las elecciones subnacionales del 29 de marzo, la ausencia de una agenda concentrada y la inexperiencia de la mayoría de los asambleístas novicios que inician su labor para el periodo 2015-2020, perjudicaron el inicio del trabajo legislativo, a más de tres meses de instalada la nueva Asamblea Plurinacional.

Estas conclusiones son coincidentes entre asambleístas oficialistas y opositores, consultados por Xinhua, quienes apuntaron a principalmente como factor de rezago a las elecciones departamentales y municipales, pues muchos asambleístas fueron a sus regiones para apoyar a la campaña de los candidatos de sus partidos.

Además admitieron que aún no conocen una agenda legislativa para comenzar a trabajar y esperan que en los próximos días se pueda definir una lista de proyectos de ley prioritarios para considerarlos. Sin embargo, asumen nuevos retos para hacer productiva la legislatura.

El presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales, dijo que se recibieron una herencia de al menos 100 proyectos de ley de la anterior legislatura para agotarlas.

Sin embargo, los asambleístas ya recibieron su salario de tres meses aunque aún no han justificado su trabajo en legislación ni fiscalización, según el analista político Marco Antezana.

El presidente de la Comisión de Planificación de Diputados, Javier Zavaleta López, admitió que las elecciones subnacionales del 29 de marzo han "perjudicado" el trabajo legislativo y confirmó que han percibido tres meses de salario sin mucha producción legislativa.

"De alguna u otra forma las elecciones de departamentales y municipales nos han distraído para arrancar una legislatura productiva, pero estamos a tiempo para reencausar el trabajo", aseveró.

Reconoció que hasta la fecha no hay una agenda específica de leyes para trabajar y esa es una debilidad que ha impedido arrancar con fuerzas esta legislatura, sumado a las elecciones subnacionales y la inexperiencia de la mayoría de los asambleístas nuevos.

"No conocemos una agenda específica, seguramente los presidentes de ambas cámaras (Gabriela Montaño en Diputados y José Alberto Gonzales en el Senado) informarán en el momento en el que hayan concertado prioridades", aseveró.

Por su parte, la jefa de bancada del opositor Partido Demócrata Cristiano (PDC), Norma Piérola, cuestionó que el oficialismo haya priorizado sus intereses políticos para hacer campaña y olvidarse del trabajo legislativo.

"Lo peor es que hasta la fecha las presidencias y comisiones no hayan trabajado en conformar una agenda base con un grupo de proyectos de ley fundamentales, porque son las presidencias las que ponen en mesa los temas a considerar, por eso se concluye que no tienen nada o no saben por dónde empezar y están esperando las instrucciones del Órgano Ejecutivo", aseveró la opositora.

Leyes aprobadas. A 75 días de la posesión de los nuevos parlamentarios, la Asamblea Legislativa Plurinacional no despega y hasta la fecha aprobó normas que impulsan trámites del Ejecutivo y ninguna es fundamental.

La Cámara de Diputados aprobó 20 leyes y el Senado 16. Los asambleístas aducen que el rezago se debe al proceso de transición, las elecciones regionales y a la falta de espacio para el trabajo legislativo; sin embargo, en esta gestión se priorizará el debate de normativas referentes al ámbito económico-productivo y de justicia.

Ambas cámaras aprobaron entre leyes que autorizan trámites de transferencias y enajenación a favor del Ejecutivo. Además normas declarativas, regionales, expropiación de bienes y contratos para la exploración y explotación de hidrocarburos.

En ninguna de las cámaras se aprobaron leyes fundamentales con más de 50 artículos y no se puso en mesa las leyes pendientes que quedaron de la pasada gestión.