Milwaukee, Estados Unidos. El atacante que mató a seis personas en un templo sikh en Wisconsin murió por una herida en la cabeza al dispararse a sí mismo, informó el miércoles la Oficina Federal de Investigación de Estados Unidos (FBI).

Wade Page, el atacante de 40 años, se suicidó el domingo luego de que un oficial de policía le disparara en el estómago fuera del templo en Oak Creek, Wisconsin, dijo en conferencia de prensa la agente especial del FBI a cargo, Teresa Carlson.

"Luego de esa herida, parece que Page murió por un disparo que él mismo se infligió en la cabeza", agregó.

La policía había dicho previamente que Page había sido herido de muerte por un oficial que respondió al ataque en el templo sikh de Wisconsin, en los suburbios de Milwaukee.

Carlson manifestó que había visto un video del disparo que hirió a Page.

La agente expresó que los investigadores no habían hallado ningún motivo para el ataque al templo por parte de Page. Cuatro personas también resultaron heridas, incluido un policía que recibió entre ocho y nueve disparos a una distancia muy cercana al responder a una llamada al servicio de emergencias 911.

Page, un veterano del Ejército cubierto de tatuajes, era músico y había participado en bandas de punk-metal.

Las víctimas de su ataque fueron cinco hombres y una mujer, de entre 39 y 84 años, entre los que se encuentra el presidente del templo y un cura.

El presidente estadounidense, Barack Obama, llamó el miércoles al primer ministro indio, Manmohan Singh, para expresar sus condolencias por la masacre que provocó las seis muertes, según informó la Casa Blanca.

"Los dos líderes hablaron sobre su compromiso compartido de tolerancia y libertad religiosa, y el presidente (Obama) reiteró su apreciación a la importante contribución que los sikh hacen a toda la comunidad estadounidense", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, abordo del Air Force One.