Parwan, Afganistán. Atacantes suicidas y rebeldes armados mataron al menos a 19 personas este domingo en un atentado contra el complejo del gobernador en el centro de Afganistán, informaron funcionarios locales.

Un testigo de Reuters dijo haber escuchado al menos cinco explosiones mientras las fuerzas de seguridad dentro del complejo del gobernador de Parwan, Abdul Basir Salangi, intentaban repeler el ataque.

Un comunicado del ministerio del Interior afgano dijo que 19 personas, incluyendo cinco policías, murieron en el incidente, y que 37 resultaron heridas.

"Hasta el momento hemos recibido 16 cuerpos y 29 personas heridas", dijo previamente Mohammad Asif, un médico del hospital provincial de Parwan, a Reuters. "La mayoría de los muertos son empleados del gobierno", agregó.

Parwan se encuentra a una hora en auto de la capital Kabul, en una señal preocupante del poder de los talibanes y otros insurgentes.

Hace ocho días, los talibanes derribaron un helicóptero de la OTAN en otra provincia central de Afganistán cerca de Kabul, causando la muerte de 30 soldados estadounidenses y ocho afganos, en el peor atentado contra las fuerzas extranjeras en 10 años.

Los talibanes se adjudicaron la responsabilidad por el ataque en Parwan. Zabihullah Mujahid, portavoz del grupo islámico, dijo que el asalto comenzó cuando un insurgente detonó un coche bomba a las puertas del complejo.

Indicó que otros cinco atacantes ingresaron al complejo, donde aseguró que se producía una reunión con la presencia de funcionarios estadounidenses.

"Muchas personas murieron, incluyendo estadounidenses, pero aún no tenemos la información exacta", djo Mujahid por teléfono desde una ubicación desconocida.

Los rebeldes talibanes a menudo exageran los incidentes que involucran objetivos del gobierno afgano y tropas extranjeras.