Sana. Un auto cargado con explosivos causó la muerte el sábado de al menos a 26 personas e hirió a decenas en el sur de Yemen, horas después de que Abd-Rabbu Mansour Hadi jurara como el nuevo presidente del país en un intento por dar estabilidad a una nación cada vez más sumida en el caos.

El auto era conducido hacia un palacio en la ciudad portuaria de Mukalla, la cuarta mayor ciudad del país, lejos de la capital, Saná, donde Hadi juró en el cargo. Decenas de personas fueron heridas y el gobernador de la provincia de Hadramout dijo que la mayor parte de los muertos pertenecían al ejército nacional, la Guardia Republicana.

"Al Qaeda es responsable por el atentado suicida en Mukalla, en represalia por los crímenes de la Guardia Republicana", dijo a Reuters una fuente de al Qaeda. No obstante, la capital estaba tranquila.

Hadi señaló a al Qaeda, cuya rama en la Península Arábiga tiene su base en Yemen, como una de las prioridades de su nuevo Gobierno.

"Continuar la guerra contra al Qaeda es un deber nacional y religioso", sostuvo.

Hadi, un ex general del Ejército, fue el único candidato para sustituir a Ali Abdullah Saleh, que gobernó Yemen durante 33 años pero que fue expulsado por meses de protestas callejeras provocadas de la Primavera Arabe, y supervisa la transición a la democracia.

Aunque las protestas y la represión de las fuerzas de seguridad han disminuido, Yemen sigue sumido en el caos por la inmensa pobreza, el desempleo y la corrupción, las rebeliones en el norte y el sur, y por la amenaza de al Qaeda.

El nuevo presidente dijo que Yemen debe dejar en el pasado a un año de protestas y violencia, a fin de volcar su atención a los problemas económicos y a la tarea de retornar a sus hogares A los desplazados por la crisis.

Hadi ahora tiene la misión de supervisar una transición política de dos años que prevé elecciones parlamentarias, una nueva Constitución y la reestructuración del Ejército, en el que el hijo y el sobrino de Saleh aún detentan el poder.

Tras el discurso de Hadi, manifestantes en la ciudad sureña de Aden se enfrentaron con fuerzas de seguridad, matando a un soldado, informó un funcionario de seguridad local.

Dos soldados y dos manifestantes fueron heridos, agregaron fuentes médicas.