Samarra, Irak. Un atacante suicida que tenía como blanco a un grupo de fieles chiitas causó la muerte de al menos a 28 personas este sábado e hirió a otras 24 cerca de la ciudad iraquí de Samarra, dijo una fuente policial.

Se trata del segundo atentado suicida ocurrido esta semana en Irak, mientras los peregrinos chiitas conmemoran la muerte de uno de los 12 imanes que veneran.

"Hay mujeres y niños (entre los muertos)", dijo la fuente policial en el hospital de Samarra.

Otra fuente policial sostuvo que el atacante era un suicida en un coche que se estrelló contra un autobús lleno de peregrinos que dejaban Samarra tras visitar el santuario, mientras que una tercera fuente indicó que la explosión fue causada por un atacante que llevaba un cinturón explosivo.

Este jueves, ocho personas perecieron y 30 resultaron heridas cuando un suicida atacó a un grupo de peregrinos chiitas que se dirigían a Samarra, unos 100 kilómetros al norte de Bagdad.

En Samarra está la mezquita y el santuario Al Askari. Los peregrinos viajan allí para las ceremonias que conmemoran la muerte de Hasan al-Askari, el undécimo de los doce imanes del Islam chiita.

Los peregrinos chiitas han sido frecuentemente blanco de ataques de una insurgencia sunita que aún es capaz de perpetrar atentados mortales, casi ocho años después de la invasión a Irak encabezada por Estados Unidos para derrocar al dictador Saddam Hussein.

Las celebraciones religiosas chiitas estaban prohibidas bajo el régimen de Saddam.

En general, la violencia ha descendido en Irak desde que en el periodo 2006-2007 alcanzó el punto máximo de la guerra sectaria, pero los atentados aún se ocurren diariamente.

Decenas de personas han muerto en ataques contra peregrinos chiitas cerca de la ciudad santa de Kerbala.

Al menos siete personas murieron y 78 personas resultaron heridas por la explosión de tres coches bomba en la ciudad de Kirkuk este miércoles.