Ciudad de Guatemala, Andina. El número de víctimas de una matanza registrada en el selvático departamento de Petén, Guatemala, fronterizo con México, subió a 28, todos aparentemente, decapitados.

En tanto, las autoridades no descartaron este lunes que los autores sean integrantes del grupo mexicano de Los Zetas.

Una fuente cercana a las investigaciones dijo a la agencia DPA que habría un sobreviviente. Oficialmente, el dato no fue confirmado de inmediato.

Los cuerpos, entre los que se cuentan los de dos mujeres, fueron encontrados este domingo en terrenos de una finca en el municipio de La Libertad, Petén, a unos 500 kilómetros al norte de esta capital.

Preliminarmente, las autoridades informaron del aparecimiento de 20 cuerpos, todos decapitados, y posteriormente la Policía Nacional Civil (PNC) confirmó que eran 29, incluyendo dos mujeres. No obstante, habría un sobreviviente, con lo que el número se reduce a 28.

Donald González, vocero de la PNC, dijo que los cuerpos fueron localizados este domingo, pero se investiga si la matanza ocurrió la víspera.

González también dijo que no podía confirmar si todos los cuerpos estaban decapitados, pero que, "al menos la mayoría, sí".

La PNC no descarta que la acción haya sido ejecutada por Los Zetas, cuya presencia en distintos departamentos de Guatemala incluso obligó al presidente Álvaro Colom en 2010 a imponer un estado de sitio en el departamento de Alta Verapaz, colindante con Petén.

Las autoridades dijeron que otra hipótesis de la matanza es que podría estar relacionada con el asesinato el sábado de Haroldo León Lara, hermano del capo guatemalteco del narcótrafico Juan José León, muerto en 2008 en un balneario a manos de un presunto comando de Los Zetas.

Haroldo León Lara fue muerto en una emboscada en el municipio de San José, Petén, cuando viajaba en un vehículo con una fuerte suma para pagar a los empleados de su finca, de acuerdo con informes oficiales.