Oslo, Andina. Anders Behring Breivik, el ultraderechista mató a 76 personas en un doble atentado, pensaba cometer más "bombardeos" según dijo su abogado, quien explicó que estos planes eran "igual de concretos" que los de Oslo y Utoya.

"Ese viernes tenía más planes en distintas dimensiones", aseguró Lippestad en declaraciones publicadas por el diario "Aftenposten" y reproducidas por la agencia DPA.

Al menos 76 personas murieron ese día después de que Breivik hiciera estallar una bomba en el barrio gubernamental de Oslo y perpetrara luego una masacre a tiros en la isla de Utoya.

Los planes, dijo su abogado, eran "igual de concretos" que los de Oslo y Utoya. Entre otros atentados que no llegó a realizar estaba "bombardear" dos edificios más, señaló el abogado.

"Ese día ocurrieron cosas que no puedo especificar", agregó Lippestad. "Tuvieron como consecuencia que todo transcurriera de forma distinta a como se imaginaba", agregó.

Breivik hizo estallar el viernes un coche bomba delante del edificio del gobierno en Oslo, que costó la vida a ocho personas.

Dos horas después, disparó contra jóvenes que participan en un campamento de verano del partido socialdemócrata en Utoya, a 40 kilómetros de la capital, causando la muerte de 68 personas antes de ser detenido.