Pasar al contenido principal
Autor de masacre en Noruega está probablemente "loco", según su abogado
Martes, Julio 26, 2011 - 11:33

"Todo el caso indica que está loco", dijo Geir Lippestad a periodistas. Añadió que era demasiado pronto para decir si su cliente alegaría enajenación mental.

Oslo. El noruego Anders Behring Breivik está con toda probabilidad "loco", dijo su abogado después de que el radical anti-Islam admitiera la colocación de una bomba y una matanza indiscriminada en Noruega el viernes en unos ataques en los que murieron 76 personas.

"Todo el caso indica que está loco", dijo Geir Lippestad a periodistas. Añadió que era demasiado pronto para decir si su cliente alegaría enajenación mental.

Lippestad añadió que Breivik había dicho que formaba parte de una red anti-Islam que tiene dos grupos en Noruega y varios más en el extranjero. La policía e investigadores noruegos han puesto en duda esas afirmaciones.

"Habla sobre dos células en Noruega, pero varias células en el extranjero", dijo Lippestad.

Su acción para comenzar una guerra de 60 años. "Odia todas las ideas occidentales y los valores de democracia (...) Espera que esto sea el principio de una guerra que dure 60 años", añadió.

"Se ve a sí mismo como un guerrero. El empieza esta guerra y de alguna forma se enorgullece de esto", dijo.

Lippestad, miembro del Partido Laborista cuya ala juvenil fue blanco del ataque a tiros de Breivik, dijo que renunciaría a la defensa si el acusado no acepta someterse a pruebas psicológicas.

"Tiene una visión de la realidad que ninguno de nosotros comparte", afirmó.

Lippestad es conocido por su defensa de un extremista de derecha condenado en el 2002 a 17 años de prisión por el asesinato racista de un joven de padre africano.

El ministro de Justicia, Knut Storberget, ignoró por su parte las críticas de que la policía reaccionó con lentitud frente a la masacre y elogió el martes su "fantástico" trabajo.

"Es muy importante que tengamos un enfoque abierto y crítico (...) pero hay un momento para todo", dijo Storberget tras hablar con el jefe de la policía de Oslo.

"No psicótico". Un destacado psiquiatra forense noruego y asesor de la policía dijo que es improbable que Breivik sea diagnosticado como psicótico y por lo tanto no responsable de sus acciones, o incluso que pueda alegar una responsabilidad limitada sobre sus actos.

"Había planeado el crimen y en ese sentido no estaba alterado por ideas alucinatorias o psicóticas, porque esto llevaba en marcha mucho tiempo y, según la prensa, no estaba trastornado ni sufría graves trastornos", dijo Yngve Ystad, consultor de psiquiatría forense en el Hospital de la Universidad de Oslo.

La fiscalía considerará si los actos de Breivik encajan en una ley de 2008 sobre crímenes contra la humanidad, dijo Staale Eskeland, profesor de derecho penal en la Universidad de Oslo.

"Matar a un grupo de civiles de forma sistemática es el criterio básico" para cargos de crímenes contra la humanidad, dijo Eskeland, añadiendo que la pena máxima para este delito era de 30 años en prisión, en lugar de los 21 años bajo la ley antiterrorista.

En ambos casos la sentencia puede ser ampliada hasta cinco años si hay riesgo de repetición de delitos.

Hasta ahora Breivik ha sido acusado de "desestabilizar o destruir funciones básicas de sociedad" y "crear un terror severo en la población".

El fiscal de la policía Christian Hatlo ha dicho que Breivik espera pasar el resto de su vida en la cárcel.

En un indicio de que la policía es escéptica sobre la participación de Breivik en una red más amplia, los controles fronterizos impuestos el 22 de julio fueron levantados el lunes por la noche. Noruega no ha pedido a otros países que abran investigaciones, ni ha elevado el nivel de amenaza terrorista.

Autores

Reuters