Ramallah, Cisjordania. El presidente palestino, Mahmoud Abbas, convocó este sábado a elecciones antes de septiembre, pero el grupo islámico Hamas que controla la Franja de Gaza rechazó el anuncio, destacando la profunda división entre los palestinos.

"El gobierno palestino decidió realizar elecciones presidenciales y legislativas antes de septiembre", dijo a la prensa el alto asesor de Abbas, Yasser Abed Rabbo.

"Es urgente que todos los lados dejen de lado sus diferencias", dijo, refiriéndose a una amarga rivalidad entre el gobierno de Abbas en Cisjordania y Hamas, que controla la Franja de Gaza.

El portavoz de Hamas, Fawzi Barhoum, dijo que a Abbas, que cuenta con el respaldo de Occidente y que ha estado en la presidencia desde el 2005, le falta la legitimidad para hacer la convocatoria.

"Hamas no tomará parte en esta elección. No le daremos legitimidad. Y no reconoceremos los resultados", dijo Barhoum.

Elecciones anteriores fueron canceladas, dado que los grupos no fueron capaces de lograr un acuerdo de reconciliación.

Abbed Rabbo dijo que los rivales podrían resolver sus diferencias en un nuevo consejo legislativo que se formará después de las elecciones presidenciales y parlamentarias.

Hamas ganó la última elección parlamentaria el 2006 y un año después expulsó a las fuerzas de Abbas para asumir el control de la Franja de Gaza.

La oposición de Hamas a los acercamientos de paz con Israel es uno de los temas que separa a las partes.

Las negociaciones de paz organizadas por Estados Unidos entre palestinos e israelíes se han estancado desde que se relanzaron el año pasado.

Abed Rabbo dijo que Saeb Erekat, el negociador palestino jefe en la reciente ronda de negociaciones, ha entregado su renuncia pero que Abbas aún debe aceptarla.