Santiago. La Oficina Nacional de Emergencias de Chile (Onemi) informó este lunes que unas 99.000 hectáreas se han visto afectadas por los incendios forestales de la temporada en la zona centro y sur del país.

"Se han visto afectadas 99.000 hectáreas por la gran cantidad de incendios en el país. De éstos, 71 han sido controlados, 39 en combate y 19 pudieron ser extinguidos", dijo la entidad en un reporte.

La autoridad informó que el gobierno determinó ampliar la declaración de de Zona Afectada por Catástrofe y Zona de Catástrofe con Excepción Constitucional para las comunas Licantén y Hualañé (Región del Maule), y para la comuna de Bulnes (Región del Biobío).

A esta medida se suman las provincias de Colchagua y Cardenal Caro (Región de O' Higgins), y Cauquenes y Vichuqué, también en Maule, en cuyos casos ya se había aplicado la medida de excepción constitucional determinada por la presidenta Michelle Bachelet.

Anoche, el subsecretario (viceministro) del Interior (Mahmud Aleuy) calificó la ola de incendios de un fenómeno sin precedentes.

"Estamos enfrentando el mayor desastre forestal de este país. El año pasado tuvimos 7.391 hectáreas quemadas. En este minuto vamos en 178.000", dijo Aleuy,

Para la autoridad "tenemos una situación climatológica que ha variado del 27 de diciembre a la fecha, y todos los informes técnicos indican que seguirá variando y tendrá la misma intensidad que tiene ahora por los próximos diez días".

"Afortunadamente, a pesar de este desastre, no tenemos que lamentar víctimas adicionales", dijo.

La zona centro y norte del país afronta una sequía desde hace 6 años, pero expertos estiman que se trata de un fenómeno permanente debido a las consecuencias del calentamiento global.

De acuerdo con un informe oficial, la temperatura en la capital chilena subirá unos 2,7 grados centígrados, y las lluvias disminuirán 15% al año 2050, producto del cambio climático.