Las autoridades chilenas estarían analizando desarrollar una plan B para sacar a los 33 mineros que se encuentran atrapados en la mina de cobre y oro San José, en el norte de Chile.

La alternativa consistiría en perforar un túnel paralelo al que desde este fin de semana comenzará a horadar la máquina australiana Strata 950, y que ha llegado por partes al campamento La Esperanza, entre vítores de los más de 400 familiares que aguardan por la salida de los malogrados trabajadores.

La Strata 950 está contemplado que realice un 'pique' de 66 centímetros de diámetro para sacar a los 33 mineros, espacio suficiente para elevarlos desde las profundidades.

La vía paralela será efectuada con la máquina T-130, según publica Emol, la que hará un forado de 25 centímetros de ancho hasta llegar a los 300 metros, nivel en que se encuentra el taller donde se ubican los mineros, para luego, en una segunda perforación, ensanchar el forado hasta 70 centímetros de diámetro, por donde se ingresará una cápsula que podría sacar a los trabajadores chilenos.

Este nuevo túnel podría acortar la salida de los mineros en un mes. Esta alternativa aflora cuando el desafortunado grupo cumple tres semanas a 700 metros de profundidad.