Las autoridades de EE.UU. allanaron el departamento en que vivía el autor de los disparos en el estreno de Batman Asciende en busca de explosivos.

El proceso se preveía engorroso ya que las autoridades temen que el autor de los disparos, del que no se conoce aún su identidad, haya dejado trampas en el interior que puedan provocar explosiones.

Fue el mismo autor de la masacre, quien se entregó sin oponer resistencia, quien advirtió a la Policía que su departamento contenía explosivos.

Versiones indican que el autor de los disparos ingresó al cine con un fusil y durante el desarrollo de la película, plagada de efectos especiales y escenas de tiroteos, comenzó a disparar, lo que en un primer momento no habría sido captado por los asistentes.