El ministerio de salud de Chile, informó que está tomando todas las medidas necesarias para detectar y evitar una eventual presencia de cólera en el país, dijo la directora del Instituto de Salud Pública, María Teresa Valenzuela, y la subsecretaria de la cartera, Liliana Jadue.

Liliana Jadue, señaló que el ministerio de Salud se encuentra desarrollando un plan de acción para prevenir enfermedades entéricas, entre ellas el cólera, tanto en la población general como en los viajeros que ingresen al país.

En ese sentido, puntualizó que ya se envío la alerta epidemiológica a las secretarías Ministeriales (SEREMIS) con antecedentes sobre la situación de la enfermedad en Haití y las medidas para el refuerzo de la vigilancia.  

En tanto, la directora Valenzuela afirmó que “hasta el momento el Instituto no ha recibido muestras sospechosas de cólera”, y afirmó que “estamos preparados para enfrentar esa eventualidad, con equipamiento de punta y en coordinación con los laboratorios y hospitales del país, tanto públicos como privados”.

El Laboratorio de Referencia para Cólera del Instituto dispone de las metodologías de confirmación microbiológica de los aislamientos sospechosos, incluyendo identificación bacteriana y caracterización serológica de los aislamientos. Además, posee las herramientas de epidemiología molecular para la tipificación de los aislamientos ante un escenario de brote. En la actualidad, podrían analizarse al menos 500 aislamientos semanales de Vibrio Cholerae, el agente causal de la enfermedad.

El cólera es una enfermedad diarreica aguda provocada por el Vibrio Cholerae (del cual existen 139 serotipos y donde el O1 y el O139 deben ser reportados a OMS como “cólera”), que se transmite principalmente por alimentos y agua contaminada y rara vez a través del contacto entre personas.

El último brote de cólera en el país fue reportado a fines de 1997 en San Pedro de Atacama, causado por Vibrio cholerae O1. En esa oportunidad, se confirmó la presencia de este agente en 23 muestras de pacientes, pero fue rápidamente controlado y hasta el momento no hay evidencias de la presencia de este patógeno en el país.

En el cólera es fundamental el tratamiento oportuno sobre la base de rehidratación y tratamiento antibiótico, especialmente en los casos más graves.