Roma. Las autoridades italianas finalizaron la búsqueda de cuerpos en las secciones sumergidas del crucero Costa Concordia, dos semanas después del accidente en la costa de una isla toscana, dijeron funcionarios el martes.

Un comunicado de la autoridad de protección civil indicó que las condiciones en el naufragio hicieron imposible que los buzos siguieran trabajando de forma segura en las áreas debajo del agua en el barco de 290 metros de largo.

Agregó que la decisión se tomó luego de informar a las familias de las 15 personas que siguen desaparecidas.

Además de estas personas, un total de 17 cuerpos fueron recuperados desde el accidente del 13 de enero en el que el Concordia, con más de 4.200 pasajeros y tripulantes a bordo, chocó contra una roca cuando su capitán se acercó a 150 metros de la pequeña isla de Giglio.

La búsqueda continuará en otras secciones del barco semihundido y en un área de hasta 18 kilómetros cuadrados alrededor de la embarcación, donde se ha detectado un número de objetos que según los investigadores podrían ser más cuerpos.

Los equipos de rescate planeaban comenzar a bombear más de 2.300 toneladas de diésel del naufragio esta semana, pero el mal tiempo ha demorado el inicio de las operaciones, que se prevé que llevarán entre tres semanas y un mes.