Viena. Japón dijo a la agencia atómica de Naciones Unidas que 28 obreros fueron expuestos a elevadas dosis de radiación durante los trabajos para estabilizar la accidentada planta nuclear de Fukushima Daiichi.

De las 300 personas en la planta sacudida en marzo por un terremoto y un tsunami, 28 acumularon dosis superiores a los 100 milisieverts (mSv), dijo este viernes la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés) citando datos de las autoridades japoneses.

"Ningún trabajador recibió dosis por encima de 250 mSv, el valor guía de Japón para restringir la exposición de los trabajadores de emergencia", dijo la agencia con sede en Viena.

La dosis promedio que un trabajador de una planta nuclear recibe a lo largo de cinco años es de 50 mSv.

Dos trabajadores de la planta de Fukushima fueron llevados el mes pasado al hospital después de que sus pies fueran expuestos a entre 170 y 180 mSv tras pisar agua contaminada. Ambos se han recuperado.

Fukushima fue el peor accidente nuclear desde Chernóbil, registrado en 1986.

Las autoridades japonesas lo han calificado con el máximo puntaje en la escala internacional para ese tipo de desastres. Sin embargo, a diferencia de Chernóbil, nadie parece haber muerto a consecuencia de la radiación.