Islamabad. Un avión de pasajeros pakistaní se estrelló el miércoles cerca de Islamabad en medio de fuertes lluvias, provocando la muerte de las 152 personas a bordo, dijeron funcionarios, en el peor accidente aéreo en Pakistán.

Dos estadounidenses estaban entre las víctimas, dijo un portavoz de la embajada de Estados Unidos a Reuters, sin dar más detalles.

"No hay sobrevivientes. Creemos que están todos muertos. Estamos recuperando los restos de los cadáveres de entre los escombros", dijo a Reuters Imtiaz Elahi, presidente de la Autoridad de Desarrollo de la Capital, un cuerpo municipal de la ciudad.

El Airbus 321, perteneciente a la aerolínea privada AirBlue, se estrelló en una ladera muy forestada y de difícil acceso mientras volaba desde la ciudad sureña de Karachi.

Más de 90 cuerpos fueron recuperados por el momento, pero las malas condiciones climáticas estaban dificultando las tareas de rescate.

"Hemos suspendido la operación aérea debido a la lluvia. Llevará mucho tiempo despejar la zona. No hay acceso para los cuerpos de transporte, excepto a través de helicópteros y aún los helicópteros no pueden aterrizar allí", dijo Aamir Ali Ahmed, un importante funcionario del gobierno de la ciudad.

Socorristas dijeron que tuvieron que excavar a través de los escombros con sus propias manos, con fuego e intenso humo dificultando su trabajo. El incendio ha sido extinguido desde entonces, pero el acceso a la ladera sigue estando limitado a personas a pie y helicópteros.

"Encuentras muy pocos cuerpos intactos. Básicamente estamos recuperando partes de cuerpos y poniéndolos en bolsas", dijo el oficial de policía Bin Yameen.

Investigación. El avión perdió contacto con la torre de control del aeropuerto internacional de Islamabad a las 0443 GMT. Transportaba a 146 pasajeros y seis miembros de la tripulación.

"El piloto recibió directivas para aterrizar en la pista I o II", dijo a periodistas el ministro del Interior, Rehman Malik. "El avión estaba a 2.600 pies (792 metros) antes de aterrizar pero de repente fue a 3.000, lo que fue inexplicable", dijo.

"Si la visibilidad de la pista era tan mala entonces debería haberse desviado", agregó.

El ministro de Defensa, Ahmed Mukhatar, dijo que la torre de control del aeropuerto había sido sellada y que un equipo examinará la "caja negra" y el intercambio de radio entre el avión y la torre.

"Si observas la posición de los restos queda claro que el avión fue más allá de los márgenes de seguridad. Debería haber maniobrado dentro de las cinco millas de la pista pero no sucedió", dijo Ejaz Haroon, director ejecutivo de la aerolínea estatal PIA.

El lugar del impacto está en las colinas Margalla frente a Islamabad, a unos 300 metros sobre las laderas. El humo podía verse desde algunos distritos de la ciudad después del accidente.

Aunque el del miércoles es el peor accidente aéreo en suelo pakistaní, PIA ha tenido dos desastres peores.

En 1979 y 1992, aviones de PIA se estrellaron en Jeddah, Arabia Saudita, y Katmandú, dejando a 156 y 167 personas fallecidas, respectivamente.

Dentro de Pakistán el último gran accidente aéreo fue en el 2006 cuando un avión de PIA se estrelló cerca de la ciudad de Multan, dejando 45 muertos.

Las fuerzas armadas dijeron que había enviado a tres helicópteros al lugar y también había movilizado a soldados.

El primer ministro, Yusuf Raza Gilani, inspeccionó las operaciones de rescate desde el aire y el gobierno declaró el jueves un día de luto por las víctimas.