Teherán. Al menos 70 personas murieron en el Boeing 727 iraní que se estrelló este domingo cerca de la noroccidental ciudad de Urumiyeh, dijo un funcionario de la Media Luna Roja.

"Al menos 70 personas murieron y otras 32 resultaron heridas en el accidente", dijo Heidar Heidari a la agencia de noticias estatal IRNA. "Se espera que la cifra de muertos aumente", agregó.

La prensa local dijo que el accidente se produjo poco antes de que el avión aterrizara en el aeropuerto de Urumiyeh.

Mahmoud Mozafar, jefe de la Media Luna Roja de Irán, dijo a la televisión estatal que "el avión se partió en pedazos pero no explotó".

La agencia semioficial de noticias Fars dijo que 50 personas de las 105 que estaban en la nave fueron rescatadas del avión, citando a un funcionario.

Fars destacó que las tareas de rescate se veían complicadas por la nieve y la neblina en la zona.

"Había 105 personas en el avión, de los cuales 94 eran pasajeros. Entre ellos había dos niños", dijo Shahrokh Nioushabadi, portavoz de la aerolínea de bandera iraní, Iran Air, a la agencia de noticias semioficial Mehr.

La televisión estatal informó que la nave de Iran Air estaba en ruta desde la capitá Teherán a Urumiyeh.

Irán ha sufrido varios accidentes aéreos en las últimas décadas. Las sanciones de Estados Unidos contra Teherán han impedido a la república islámica comprar aviones nuevos o adquirir piezas desde Occidente.

La última gran tragedia aérea en Irán fue en julio del 2009, cuando un Tupolev de Caspian Airlines que salía de Armenia se incendió en el aire y se estrelló cerca de la ciudad de Qazvin, matando a las 168 personas que estaban en su interior.

Uno de los peores accidentes aéreos de Irán ocurrió en febrero del 2003, cuando un Ilyushin-76 iraní que trasladaba soldados se estrelló en el sudeste del país, matando a los 276 integrantes de la Guardias Revolucionarias y a los tripulantes que iban en la nave.