Kinshasa. Un avión de pasajeros se estrelló el viernes durante su aterrizaje en medio de mal clima en el aeropuerto internacional de Kisangani en República Democrática del Congo y unas 53 personas murieron, informó el jefe la aerolínea congoleña Hewa Bora a Reuters por teléfono.

Por separado, el portavoz del Gobierno Lambert Mende afirmó que los servicios de rescate habían logrado retirar de los escombros del Boeing 727 a 40 sobrevivientes de las 122 personas que iban a bordo.

"El piloto intentó aterrizar pero aparentemente ellos no tocaron la pista", sostuvo Stavros Papaioannou, presidente ejecutivo de la aerolínea Hewa Bora, a Reuters por teléfono.

"No tengo detalles sobre las víctimas", dijo Stavros Papaioannou, presidente ejecutivo de la aerolínea Hewa Bora.

Hewa Bora se encuentra en la lista de la Unión Europea sobre aerolíneas vetadas por problemas de seguridad, al igual que todas las firmas del sector certificadas en el nación africana, que tiene uno de los peores historiales de seguridad en transporte aéreo del mundo.