Sao Paulo. El Ayuntamiento de Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil y Sudamérica, pidió hoy ayuda al Ejército para hacer frente al creciente número de casos de dengue que vive la región, con 8.603 confirmados en el primer trimestre del año, muy superiores a los 3.183 de los primeros tres meses de 2014, informaron este jueves fuentes oficiales.

En una rueda de prensa, el alcalde paulista Fernando Haddad anunció que solicitará a las Fuerzas Armadas el envío de unos 50 militares para que ayuden en las visitas a las casas particulares, acompañados de agentes de salud, para detectar los focos donde se reproduce el mosquito "Aedes aegypti", transmisor del dengue.

"Contaremos con el apoyo del municipio para abrir las residencias. Así que tengamos los soldados, serán entrenados por la alcaldía", dijo Haddad, quien recordó que cerca del 80% de los focos de la enfermedad están dentro de las casas particulares.

Pese a pedir ayuda al Ejército, Haddad dejó claro que la ciudad de Sao Paulo no vive una situación tan grave como la del estado de Sao Paulo, que vive una epidemia de dengue, según el ministerio de Salud. Mientras en la capital regional hay 70 casos cada 100.000 habitantes, en el estado la tasa es de 585 por cada 100.000 ciudadanos.

Al menos cuatro personas murieron en la ciudad de Sao Paulo en lo que va de año debido a la enfermedad entre los 8.063 casos confirmados.

En todo Brasil, los casos de dengue aumentaron 240,1% en el primer trimestre hasta los 460.500, con 132 muertes, 29% más que en la misma comparación en 2014, según los datos del gobierno.