Nueva York, Andina. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon realizó un llamado a los gobiernos de Camboya y Tailandia, para que cesen los enfrentamientos militares fronterizos que ya han dejado diez muertos en los últimos días.

Militares de ambos países intercambiaron fuego en un área de la selva colindante a templos históricos y que ambos reclaman como propia.

Ki-Moon dijo que ambos países no pueden resolver sus discrepancias con enfrentamientos militares y les invocó a iniciar un diálogo.

"El secretario general solicita a ambas partes que se comporten con máxima moderación y que tomen medidas inmediatas para alcanzar un alto el fuego efectivo y verificable", dijo el portavoz de Naciones Unidas Martin Nesirky, informó la BBC.

Ambos países se han acusado mutuamente de comenzar los enfrentamientos cerca de los templos Ta Moan y Ta Krabei y en los que se utilizaron lanzagranadas y armas ligeras.

La frontera entre ambos países nunca ha sido formalmente delimitada, por lo que las tensiones son habituales.