Un barco con 100 personas a bordo fue arrastrado por el tsunami que golpeó al noreste de Japón este viernes luego de un fuerte terremoto, reportó la agencia de noticias Kyodo.

Mientras tanto, distintas imágenes de televisión mostraron un enorme muro de agua arrastrando escombros e incluso edificios incendiados en una zona agrícola costera cerca de la ciudad de Sendai, con una población de un millón de personas.

La cadena pública NHK mostró llamas y humo negro saliendo desde un edificio en Odaiba, un suburbio de Tokio, y el tránsito de trenes bala hacia el norte del país fue suspendido.

En Tokio se detuvieron los servicios de metro y trenes suburbanos y se evacuó a los viajeros del aeropuerto de Narita.

Los pasajeros de una línea de metro en Tokio gritaban y se tomaban de la mano de otros pasajeros. Las sacudidas eran tan fuertes que era difícil mantenerse en pie, dijo la periodista de Reuters Mariko Katsumura.

Imágenes de televisión mostraron autos y camiones en el agua después de que un pequeño tsunami golpeara la ciudad de Kamaichi, en el norte del país nipón. Un puente parecía haberse derrumbado en el agua.

La agencia de noticias Kyodo dijo que había informaciones de incendios en Sendai, donde las olas arrastraron los autos en la autopista hacia el aeropuerto.

La prefectura de Wakayama ordenó la evacuación de 20.000 personas después de emitirse alertas de tsunami.

"El edificio se sacudió durante lo que pareció ser mucho tiempo y muchas personas en la redacción tomaron sus cascos y se metieron debajo de sus escritorios", dijo la corresponsal de Reuters en Tokio, Linda Sieg.

"Este fue probablemente el peor (terremoto) que he sentido desde que llegué a Japón hace más de 20 años", agregó.

El mercado bursátil amplió sus pérdidas después del terremoto y las acciones de aseguradoras se desplomaban en los mercados europeos. El banco central de Japón dijo que hará todo lo posible para asegurar la estabilidad financiera.

Las cuatro plantas de energía nuclear japonesas más cercanas al sismo han sido cerradas en forma segura, dijo el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El OIEA, regulador nuclear de la ONU con sede en Viena, dijo que está buscando más información sobre qué países y plantas nucleares podrían estar en riesgo por el tsunami causado por el sismo.