Nueva York. Lori Berenson, una neoyorquina que pasó 15 años en prisiones peruanas por colaborar con insurgentes izquierdistas de Perú, arribó el martes a Estados Unidos por primera vez desde su arresto en 1995.

Berenson, de 42 años y madre de un niño de dos años, obtuvo libertad condicional en el 2010 tras cumplir 15 años de una condena de 20.

Berenson no habló con los periodistas que la esperaban en el aeropuerto de Newark en Nueva Jersey, al que llegó junto a su hijo Salvador. Allí fue escoltada por policías y recibida por su madre, Rhoda Berenson.

"Este no es un momento político para nosotros. Es tiempo para la familia y amigos", dijo Roda Berenson.

"Todos están entusiasmados por conocer a Salvador, así que él será el centro de atención", agregó.

Un juez le otorgó el viernes a Berenson permiso para viajar, pero funcionarios de migración del aeropuerto de Lima le impidieron hacerlo debido a que no contaba con un documento de autorización del Ministerio del Interior.

Berenson y dos funcionarios de la embajada estadounidense acudieron el lunes a la oficina de migración de Perú, donde recibió el documento que le permite salir del país.

El juez dijo que ella debe regresar a Lima para el 11 de enero. Fiscales criticaron el permiso argumentando que no existe una manera de garantizar que Berenson regresará a Perú.

Estados Unidos y Perú comparten un tratado de extradición y son aliados cercanos.

El padre de Berenson dijo el viernes que su hija retornará a Perú pues no desea quebrantar la ley.

Cuando Berenson fue liberada, el Gobierno peruano rechazó los pedidos para que le fuera condonada su pena con el fin de que pudiera regresar a Estados Unidos.

Berenson era estudiante del Massachusetts Institute of Technology antes de involucrarse con asuntos de justicia social en Latinoamérica.

Llegó a Perú en 1994 como periodista luego de haber trabajado con grupos de ayuda durante las guerras en El Salvador y Nicaragua.

Un año después, fue detenida mientras viajaba en un autobús en Lima con la esposa de Néstor Cerpa, líder del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) que protagonizó entre 1996 y 1997 la mayor toma de rehenes de América Latina en la residencia del embajador japonés en Lima.

Berenson nunca fue convicta por participar en actos violentos, pero fue hallada culpable de proveer ayuda al MRTA, que junto a la guerrilla Sendero Luminoso pusieron en jaque al Estado peruano en las décadas de 1980 y 1990.

Ella insiste en que fue apresada por arrendar una casa donde pernoctaban miembros del MRTA.