MIAMI (Reuters) - Bermudas emitió este martes una alerta de vigilancia de tormenta tropical, luego de que los meteorólogos advirtieran que el poderoso huracán Katia podría pasar lo suficientemente cerca como para que los residentes de la isla del Atlántico sientan sus ráfagas exteriores.

Con vientos máximos sostenidos de 195 kilómetros por hora (kph), Katia era una "gran" tormenta de categoría 3 en la escala de intensidad de cinco niveles Saffir-Simpson.

El centro de la tormenta estaba a 600 kilómetros al sur de la colonia británica de Bermudas, dijeron meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH), con sede en Miami.

Katia se desplazaba hacia el noroeste y se espera que pase entre Bermudas y la costa este de Estados Unidos el miércoles y jueves.

Se espera que el núcleo de la tormenta permanezca sobre el agua, pero Katia abarcaba más de 640 kilómetros y sus ráfagas exteriores y tormentas eléctricas podrían llegar a Bermudas, advirtieron los meteorólogos.

El gobierno de Bermudas emitió un aviso de tormenta tropical para 70.000 residentes de la isla. Pese a su pequeño tamaño y su ubicación aislada, el territorio es un centro mundial de reaseguros.

"La fuerza de los vientos de la tormenta tropical, especialmente sus ráfagas, es posible que lleguen a Bermudas el jueves", dijeron meteorólogos estadounidenses.

Katia estaba generando grandes olas y corrientes de resaca potencialmente mortales que amenazaban las playas ubicadas a lo largo del este de Estados Unidos, Bermudas, Bahamas y las Antillas Mayores del norte del Caribe, dijeron meteorólogos del CNH.

Después de pasar el jueves a medio camino entre Bermudas y las Carolinas, se espera que Katia se debilite y cambie de dirección lejos de Estados Unidos, en una trayectoria que no representa amenaza para ningún país.