El Servicio Departamental de Salud  (Sedes) de Santa Cruz declaró este martes la alerta naranja por el brote de chikungunya debido a que los casos se elevaron de 42 a 89 en 10 días, informó el director de esta dependencia, Joaquín Monasterios.

“Hoy estamos declarando alerta naranja porque vamos a realizar un trabajo intenso y drástico de control del mosquito, haciendo  una minga (reunión) que se realizará en la Villa 1° de Mayo y zonas del oeste de la ciudad”, anunció Monasterios a La Razón Digital.

Explicó que con la declaratoria se espera acceder a más recursos económicos para las tareas de fumigación y destrucción de criaderos del mosquito Aedes aegypti, portador del virus. “Los casos se incrementan porque hay mosquitos, el virus que circula por la ciudad es nuevo, desconocido y se transmite rápidamente de un enfermo a una persona sana”.

En los últimos diez días, los casos de chikungunya ascendieron de 42 a 89 en Santa Cruz, ciudad donde se registraron los tres primeros pacientes el 6 de febrero. Monasterios mencionó que todos los enfermos son atendidos sin necesidad de internarse, es decir, con tratamiento ambulatorio.

La autoridad de salud recomendó a la población realizar la limpieza de sus viviendas y eliminar los criaderos. “Nuestra pelea es contra los mosquitos, tenemos que frenar su desarrollo y esa es una tarea de limpieza”.

La fiebre de chikungunya no es mortal, pero sí se registraron decesos a causa de complicaciones por enfermedades crónicas de base en los pacientes, como el cáncer, la obesidad, la diabetes, el asma y la hipertensión.