La Paz. Al menos 31 personas murieron y 19 resultaron heridas, tras quedar atrapadas en un ómnibus y un camión arrastrados por una sorpresiva crecida de un río en el sur de Bolivia, informó este lunes la policía a medios locales.

El comandante de la policía del departamento donde se produjo el accidente, Chuquisaca, señaló que el hecho fue este viernes por la noche a unos 200 kilómetros de Sucre, capital constitucional de Bolivia y sede del gobierno regional, pero los detalles sólo comenzaron a conocerse este lunes por la distancia y el difícil acceso al lugar.

"Tenemos gente allá realizando trabajos de búsqueda, la extensión es muy grande, hay gente de la policía, funcionarios de la gobernación y algunos efectivos del Ejército que están colaborando en la tarea (de rescate)", informó Iver Márquez a la agencia estatal de noticias ABI.

Advirtió que el saldo de muertos podía aumentar, porque había "varios" desaparecidos y porque el ómnibus, que se desplazaba entre dos pueblos rurales, no llevaba una lista oficial de pasajeros.

Márquez explicó que el desastre ocurrió mientras el ómnibus y el camión, sumando entre ambos al menos 50 personas a bordo, cruzaban bajo una fuerte tormenta el lecho del río Mollepunku, afluente del Pilcomayo que llega hasta Argentina y Paraguay, y repentinamente el caudal creció.

"El agua inundó la flota (ómnibus) y después el camión, comenzó a arrastrarnos, la gente gritaba, lloraba, nunca vi algo así. Unos nos agarramos de unas plantas y piedras, y logramos salvarnos, pero las aguas se llevaron a más de 30 personas del bus y del camión", relató uno de los sobrevivientes.

La policía informó que entre los fallecidos había menores de 10 años, incluso bebés de pocos meses de vida.