La Paz. A fin de intensificar la lucha contra el contrabando, principalmente de combustibles, las Fuerzas Armadas de Bolivia (FFAA) y el Control Operativo Aduanero (COA) preparan el cierre de regiones fronterizas y carreteras hacia países vecinos. La Aduana demanda mayor personal y más equipamiento.

“Tenemos ya una coordinación con las Fuerzas Armadas. Ellos tienen un plan que se llama ‘Santa Bárbara’, van a cerrar todas las poblaciones fronterizas”, dijo el subcomandante del COA, Rómulo Delgado. De la iniciativa participarán también los efectivos del Comando Conjunto Andino, añadió.

Paralelamente, “nosotros (el COA) vamos a desarrollar el plan ‘Embudo’: vamos a cerrar lugares estratégicos, carreteras de ingreso y salida al exterior”, indicó. Ambos planes se implementarán aproximadamente dentro de un mes, complementó Delgado.

“En este momento nos estamos fortaleciendo con la dotación que nos van a dar: vehículos, armamento, equipo de comunicación, uniformes, todo lo que hemos pedido desde el año pasado. Este año, con los hechos que se conocen, la situación del contrabando que hay que controlar, nos van a proporcionar (lo solicitado)”, afirmó.

Con el argumento de que parte de la subvención estatal a los carburantes beneficia al contrabando, el Órgano Ejecutivo incrementó los precios de los combustibles mediante el Decreto 0748, promulgado el 26 de diciembre.

“Toda nuestra gasolina, todo nuestro diésel se va hacia afuera (...) Hemos intentado proteger (al país) del contrabando, hemos movilizado a las Fuerzas Armadas, todo lo que era necesario, pero es imposible”, admitió entonces el vicepresidente Álvaro García Linera. Cinco días después, el gobierno cedió a la presión de diversos sectores sociales y abrogó la norma.

Estrategia. La presidenta de la Aduana Nacional, Marlene Ardaya, informó que el martes se realizó una reunión de alto nivel en el ministerio de Economía y Finanzas Públicas para diseñar un plan estratégico para combatir el comercio ilegal.

“Es un tema de orden compartido, en el que no sólo está la Aduana, están las Fuerzas Armadas. En el caso específico de los carburantes, están la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y el ministerio de Hidrocarburos”, mencionó.

Ardaya no quiso dar detalles del plan y argumentó que el mismo está siendo analizado por el titular de Economía, Luis Arce. No obstante, la autoridad adelantó que —en el marco del presupuesto aprobado para la entidad aduanera— “hemos pedido 130 efectivos más para el COA”.

“Con 120 efectivos no hago nada, no tengo departamentos de Inteligencia. Sin embargo, hemos extremado esfuerzos, también está saliendo personal civil, que nos está colaborando de alguna manera”, manifestó. Según la presidenta de la Aduana, también se pidieron 75 vehículos, ya que actualmente sólo se tienen 11.

“No hay posibilidad en este momento de un incremento de personal (para el COA), no hay cómo hacerlo. Estamos racionalizando nuestro personal, pidiéndole que se sacrifique un poco más, que le dediquen más tiempo a esa actividad, al margen de cumplir las otras actividades que tienen que ver con su función como policías en los puntos fronterizos”, sostuvo el comandante de la Policía, Óscar Nina.

Gracias a un convenio con la Aduana, la alcaldía de Escoma cederá el terreno para construir un puesto de control en el lugar, donde el contrabando de combustibles es alto.

Existen al menos tres zonas rojas. Delgado identificó al menos tres zonas “rojas”, en las que el COA no puede ingresar. Se trata de Desaguadero (frontera con Perú), Sabaya (Oruro) y Challapata (sobre la vía Oruro-Potosí). En ellas, dijo, sus efectivos sufren agresiones y los contrabandistas pagan para que los pobladores los defiendan. Por falta de personal, el COA sólo opera en cinco regiones del país y a denuncia, acotó.

Prevén control satelital para cisternas de combustible. El ministro de Hidrocarburos, Fernando Vincenti, indicó que se prevé implementar un sistema de control satelital para las cisternas que abastecen de combustible a las estaciones de servicio. La autoridad se contactó con organizaciones que aglutinan a surtidores de gasolina, diésel y otros carburantes. “Uno de los acuerdos a los que hemos llegado es implantar de inmediato un sistema de control satelital”, dijo.

Ello, explicó, permitirá conocer la operación de las cisternas y el expendio de carburantes en las estaciones de servicio, “de manera de evitar que se venda combustible en grandes cantidades a un solo usuario y que esto termine al final pasando las fronteras”. Según la autoridad, la iniciativa está en su etapa preparatoria y se espera que comience este mes.

Ardaya pide tiempo para concretar proyectos tecnológicos. La presidenta de la Aduana, Marlene Ardaya, pidió a los sectores sociales que piden su destitución que le den tiempo, hasta el 24 ó 26 de este mes, para concretar dos proyectos: el control aduanero desde origen y el de información de tránsito vía internet.

“Por lo menos que me den la oportunidad, las personas que desean que me vaya, por lo menos hasta el 24 ó 26 de enero, (para) presentar los dos grandes proyectos de la Aduana Nacional, que los estamos terminando”, señaló.

El primero, detalló, tiene que ver con el anunciado control de tránsitos aduaneros. “Tenemos los equipos, vamos a partir desde origen, vamos a hacer un chequeo desde Arica (Chile), hasta el destino”, complementó la autoridad.

Ardaya precisó que la tarea se realizará mediante la lectura del código de barras de las mercancías y que las oficinas de la Aduana en Chile serán potenciadas.

La segunda iniciativa, adelantó, permitirá que cualquier ciudadano conozca vía internet el estado de su trámite aduanero. “Quiero que todo se transparente, incluso la valoración, van a saber qué productos se encuentran observados, por quién y por qué”, añadió.

“Yo le pediría más bien a los movimientos sociales que tomen el ejemplo de poblaciones como ésta (Escoma) que me acompaña y que realmente es loable su posición”. Ese municipio cederá un terreno a la Aduana para la construcción de un puesto de control.

“El mensaje es: ayúdennos a ayudar. El tema es que acá trabajemos por el país, no trabajemos por una institución, que califiquen o no a la presidenta de la Aduana es otro tema, pero hay que recordar que la presidenta de la Aduana está un año y creo que ha habido resultados en la entidad. Un ejemplo es nuestro nivel de recaudaciones, que no caen del cielo, sino que se deben al trabajo efectivo de los técnicos”, expresó.