Brasilia, Xinhua. El gobierno de Brasil, la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA) y el Comité Organizador Local (COL) de la Copa del Mundo de Fútbol 2014 cancelaron hoy una fiesta para conmemorar los 500 días para ese evento deportivo ante la tragedia en una discoteca del país.

El incendio en una discoteca en la ciudad de Santa María, en el estado de Río Grande do Sul, ocurrido la madrugada del domingo, dejó 231 muertos y unos 200 heridos.

En el evento que se realizaría este lunes en el Estadio Mané Garrincha de Brasilia, reprogramado para el miércoles, sería revelado el afiche oficial de la Copa 2014.

La tragedia de Santa Maria ocurrió, según testigos, después de un espectáculo pirotécnico durante la presentación de un grupo musical en una fiesta con presencia mayoritaria de estudiantes universitarios.

Las llamas se multiplicaron rápidamente al alcanzar un revestimiento acústico altamente inflamable, emitiendo un humo tóxico que resultó en la muerte por asfixia de gran cantidad de jóvenes que se encontraban en el lugar.

El gobierno de la presidenta Dilma Rousseff decretó luto oficial de tres días en el país, que se encuentra conmocionado por el siniestro mientras se busca deslindar las responsabilidades por la tragedia.

La noche del domingo, el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, envió una carta a Rousseff afirmando que "la familia del fútbol" se solidariza con los amigos y familiares de las víctimas del incendio.