Ciudad del Este. Desde el sábado 20 de agosto, los blindados circulan por las calles de Foz de Yguazú, y llaman la atención de los pobladores de la frontera y de los turistas. Ambos vehículos son del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) de la Policía Militar del Estado de Paraná.

Los vehículos blindados pesan más de una tonelada y tienen capacidad para transportar ocho efectivos policiales. Además, tienen ocho cámaras internas y externas. Uno de ellos es un blindado liviano 4 x 4 y el otro un vehículo escudo que permite el avance de los efectivos policiales durante un enfrentamiento armado, de acuerdo a las explicaciones.

Los vehículos serán utilizados para operaciones contra narcotraficantes y contrabandistas. Además, para patrullar las zonas consideradas de alto riesgo en la frontera con el Paraguay, como ser la ribera del río Paraná en la margen brasileña, donde están los puertos clandestinos.

Estos puertos clandestinos igualmente están en la ribera paraguaya del río Paraná y se utilizan para el tráfico de drogas, contrabando de mercaderías (en ambos sentidos) y en menor escala al tráfico de armas. El subcomandante de la Policía Militar del Estado de Paraná, Cnel. Julio Ozga Nóbrega, dijo que los vehículos están siendo probados para ver su desempeño en todos los campos, y es una herramienta más para combatir las actividades ilegales en la frontera.

Operativo contra las drogas y piratería

El gobierno del Brasil está preocupado por el aumento del tráfico de drogas y el ingreso de productos pirata. Ambos son enviados desde el territorio paraguayo hacia el Brasil, utilizando los puertos clandestinos que operan impunemente en la margen paraguaya del río Paraná.

El gobierno brasileño y el Estado de Paraná están proyectando una megaoperación, que después será permanente. Está previsto iniciarse en octubre y movilizará a todos los organismos de seguridad del país vecino, además de la Marina y el Ejército. La Policía Federal ya cuenta con helicópteros y lanchas.