La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) modernizará sus cinco aviones de vigilancia E-99, un modelo equipado con un radar en la parte superior que le permite detectar, rastrear e identificar blancos aéreos y transmitir los datos a los centros de control.

La modernización, encomendada a la Empresa Brasileña de Aeronáutica (Embraer), fabricante de las aeronaves, tiene como objetivo aumentar la capacidad de Brasil de garantizar la vigilancia de sus fronteras de cara al Mundial de fútbol que el país organizará en 2014, según un comunicado divulgado el lunes por la FAB.

El contrato con Embraer prevé la modernización de los sistemas de mando y control, así como del propio radar de vigilancia aérea y de los equipos de guerra electrónica, lo que incluye las herramientas para proteger los aparatos de la interferencia de posibles enemigos.

La modernización tendrá un costo de 430 millones de reales (unos 215 millones de dólares).

Los E-99, que iniciaron operaciones en 2002 como parte de un proyecto del gobierno brasileño para mejorar la defensa de la Amazonía, son capaces de realizar misiones de fiscalización del espacio aéreo, localizar e interceptar aeronaves, y vigilar fronteras.

"La Fuerza Aérea comprobó el valor de estos aviones de control y vigilancia a lo largo de la última década. Mantenerlos actualizados y ampliar su capacidad de operación permitirá que sigan contribuyendo decisiva y eficazmente en la labor de la fuerza aérea", según el general brigadier Carlos Baptista de Almeida Júnior, coordinador del programa de aviones de combate de la institución.