Río de Janeiro. Datos que manejan organismos sanitarios internacionales, como la Organización Panamericana de la Salud (OPS), indican que en 2011 al menos 163 defunciones a causa del dengue han sido notificadas por Brasil, junto a 1.588 casos graves, que representan 37% menos de lo notificado en esta misma época del 2010.

Siguiendo con los porcentajes, el 52% de esos casos notificados provinieron de seis estados brasileños: Acre (11%), Amazonas (13%), São Paulo (2%), Paraná (10%), Minas Gerais (9%) y Goiás (7), que como el resto de las otra zonas del país afectadas por la enfermedad registran la circulación simultánea de los tipos 1, 2 y 4 del dengue (el último se introdujo en el vecino país a finales del  2010).

Con respecto a la letalidad de la epidemia en Brasil, se menciona que es elevada, ya que el 10% de los casos graves terminaron en pérdida de vida, principalmente, en la región norte del país. En ese sentido, se destaca que este mal ha tenido un gran aumento en el estado de Amazonas, que en otros años fue poco afectado.

Datos más recientes indican, por ejemplo, que en Río de Janeiro también ha castigado con dureza la epidemia, pues hasta finales de marzo pasado fueron notificados 31.412 casos, de los cuales 1.220 resultaron graves y 23 terminaron en muerte. La enfermedad se ha extendido justamente a unos 23 municipios de Río.