Rio de Janeiro. Ricardo Teixeira, el principal dirigente del fútbol brasileño, será investigado por la policía esta semana, sospechado de fondos de transferencias ilegales en el país y de lavado de dinero.

La policía y el ministerio Público Federal (MPF) de la Fiscalía General de Brasil hicieron el anuncio luego de denuncias de medios contra Teixeira, presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y del comité organizador del Mundial 2014.

"La investigación sobre Teixeira se abrirá esta semana. Será conducida por la oficina de anti crímenes financieros", informó una portavoz de la policía en la noche del martes en una charla telefónica con Reuters.

Teixeira podría ser citado para un interrogatorio.

"El fiscal federal Marcelo Freire pidió a la Policía Federal en Río de Janeiro que inicie una investigación policial sobre el presidente de la CBF por delitos de dinero de transferencias ilegales a Brasil y lavado de dinero", indicó el MPF.

La investigación se centrará en acusaciones hechas por la cadena BBC acerca de que tres directivos del organismo rector del fútbol, la FIFA -entre ellos Teixeira-, aceptaron sobornos para la contratación de la firma International Sports and Leisure (ISL) como brazo comercial de la entidad.

ISL entró en bancarrota en el 2001. La BBC, que dijo que ISL realizó 175 pagos secretos entre 1989 y 1999, también nombró al titular de la Confederación Africana de Fútbol (CAF), Issa Hayatou, y al presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), el paraguayo Nicolás Leoz.

Ambos directivos son miembros del comité ejecutivo de la FIFA, al igual que Teixeira.

El MPF pidió a la policía que investigue si alguna parte del dinero ingresó a Brasil de manera ilegal a través de empresas en paraísos fiscales pertenecientes a Teixeira. El directivo brasileño negó cualquier tipo de mal accionar.