Río de Janeiro. Brasil es el cuarto país mas peligroso del mundo para los periodistas, según un estudio divulgado hoy por la organización no gubernamnetal "Campaña por una insignia de prensa".

El país sudamericano, con siete asesinatos de profesionales de los medios de comunicación en lo que va de año, se ve superado solamente por Siria, Somalia y México.

Hace una semana la cancillería brasileña apoyó una resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU que propugna una mayor protección a periodistas y la libertad de prensa, sin embargo los números muestran que Brasil es el segundo país más peligroso, sin tomar en cuenta a las naciones en guerra y que viven en democracia.

La lista la lidera Siria, con 32 periodistas asesinados en 2012 en un conflicto que ha dejado a más de un millón de personas sin hogar y más de 30.000 muertos.

El segundo lugar lo ocupa Somalia, donde el gobierno central prácticamente sólo controla la capital, con 16 periodistas muertos de enero a septiembre pasado, mientras que México es la primera democracia consolidada en la lista de los países más peligrosos del mundo para la prensa, con 10 asesinatos de periodistas en 2012.

Brasil aparece en cuarto lugar con siete profesionales de los medios de comunicación muertos, seguido de Pakistán.

A pesar de no estar en guerra, han sido asesinados más periodistas en Brasil en lo que va de año que en Iraq y Afganistán juntos, algo que "Campaña por una insignia de prensa" consideró sorprendente.

A pesar de que la cancillería de Brasil defendió ante la ONU una postura de apoyo y defensa de los periodistas, la organización adviertió de que esto no se ha traducido en acciones concretas en el país.

Un total de 110 periodistas han perdido la vida este 2012 en todo el mundo, en uno de los años más sangrientos para los medios de comunicación en 30 años.

En sólo nueve meses se ha superado el número de muertos de 2011, cuando 107 periodistas perdieron la vida cuando realizaban su trabajo.

"Este es uno de los años más violentos para la prensa", declaró el secretario general de la organización, Blaise Lempen, al señalar que el número de asesinatos se incrementó 36 por ciento en los primeros nueve meses del año, frente al mismo periodo de 2011.

En total, 25 países informaron de casos de periodistas asesinados este año, entre ellos Honduras, Filipinas y Nigeria.

Oriente Medio es la región más peligrosa del mundo para los periodistas, con 36 muertes.

En segundo lugar se ubicó América Latina, con 29 muertes.