Beijing. La búsqueda del desaparecido avión de Malaysia Airlines se ha extendido a la tierra, mientras que las últimas revisiones de mantenimiento mostraron que el avión no tenía problemas de seguridad, señalaron este martes fuentes de la aerolínea.

Los equipos de búsqueda y rescate han ampliado su alcance más allá de la trayectoria de vuelo con el foco ahora en el estrecho de Malaca, al oeste de la parte peninsular de Malasia.

Las autoridades están estudiando la posibilidad de un intento hecho por el vuelo MH370 de regresar al Aeropuerto Internacional de Subang, ampliando el análisis a todas las alternativas posibles. Los equipos de búsqueda y rescate han analizado los restos y las manchas de petróleo halladas en las aguas y se ha confirmado que no pertenecen al MH370.

La aeronave B777-200 fue sometida a mantenimiento 12 días antes del vuelo del 8 de marzo, y su próxima revisión estaba programada para el 19 de junio de 2014.

El avión fue entregado a Malaysia Airlines en 2002 y poseía 7.525 vuelos.

Según la compañía, todos los aviones de Malaysia Airlines están equipados con un sistema de monitorización continua de datos llamado Aircraft Communications Addressing and Reporting System que transmite los datos de forma automática.

Sin embargo, no se produjeron llamadas de socorro ni se transmitió ninguna información.