París. Los investigadores del accidente del avión de Air France que cayó al Atlántico en 2009 han recuperado con éxito datos de ambas cajas negras de la aeronave encontradas recientemente, dijo el lunes la agencia de investigaciones aéreas francesa BEA.

La transferencia de datos exitosa, que incluye las últimas dos horas de las grabaciones de voz de la cabina, aumenta la probabilidad de que finalmente se resuelva el misterio que rodea a la pérdida del avión de Airbus, en la que murieron las 228 personas a bordo el 1 de junio del 2009.

Las grabadoras del avión Airbus A330 fueron transportadas casi 4 kilómetros hasta la superficie del mar a comienzos de mayo tras una larga operación de búsqueda que costó US$50 millones y posteriormente fueron enviadas a París, donde arribaron al jueves.

Los datos ahora serán analizados en detalle, dijo la BEA.

"Este trabajo tomará varias semanas, tras lo cual se escribirá un nuevo informe provisorio y luego será publicado en verano (boreal)", dijo la entidad en un comunicado.

Los investigadores habían dicho más temprano que cualquier información obtenida de las cajas negras demoraría meses en ser procesada y que no esperaban emitir un informe hasta comienzos del 2012.