Vasco fue detenido al mediodía del pasado miércoles en el aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil, luego de arribar de Argentina en compañía de su conviviente Diana Milena Rodríguez Pineda, de nacionalidad colombiana. También fue aprehendido Fernando Antonio Monsalve Valero, quien iba a recoger a sus compatriotas en un auto Kia Sorento negro, de placa ICJ-716.

Pese a que la Unidad de Lucha Contra El Crimen Organizado (ULCO) le seguía los pasos desde hace aproximadamente siete meses, el narcotraficante cayó tras las rejas por portar unos documentos falsos.

Según la Policía, en la terminal aérea el extranjero presentó pasaporte y cédula de ecuatoriano a nombre del colombiano Luis Ernesto Molina Ospina, identidad que no correspondía a sus huellas dactilares, por lo que fue trasladado con Rodríguez y Monsalve hasta la Intendencia de Policía del Guayas.

Durante una audiencia de deportación, Vasco confirmó su verdadera identidad y luego se acogió al derecho al silencio. “Tenía una cédula ecuatoriana a nombre de otro colombiano y nosotros en las investigaciones estableceremos cómo la obtuvo y quién le ayudó”, manifestó el general Rodrigo Suárez, director de Operaciones de la Policía, pero no precisó más detalles.

Suárez confirmó que sobre Vasco existía una orden de captura emitida por la Policía Internacional (Interpol, por sus siglas en inglés). “Él es parte de una organización delictiva llamada Cordillera, es un hombre muy importante en todas las actividades de narcotráfico, de homicidios, de asesinatos en el país vecino. Es cabecilla de un brazo armado de la banda”.

El oficial también informó que el narcotraficante tenía un monopolio del 90% de la venta de sustancias en las principales ciudades del departamento de Risaralda, en Colombia.

Sobre sus actividades en el Ecuador, el director general de Operaciones indicó que están en investigaciones. No aseguró ni descartó que esté vinculado a los últimos casos de narcotráfico descubiertos en el país.

La Policía informó que para esta semana estaba previsto, en Cuenca, un operativo para capturar a Vasco. No obstante, en varias ocasiones agentes de la ULCO estuvieron cerca de detenerlo, pero las acciones policiales quedaban truncadas debido a la suspicacia para movilizarse entre ciudades como Manta, Quito y Guayaquil.

Aparentemente, la experiencia que ganó cuando formó parte de la Policía colombiana y su incursión como paramilitar le habrían servido para evitar las constantes redadas. Suárez sostuvo que Vasco también es experto en el manejo de armas.

Se informó que habría llegado al Ecuador en el 2009, después de que el 5 de marzo un juez del Municipio de El Cairo, ubicado en el Valle del Cauca (Colombia), lo liberara por inconsistencias en el proceso que se seguía en su contra.

Actualmente figuraba como el líder de la Cordillera, posición que alcanzó después de que el pasado 4 de marzo fue detenido José Fabián Guzmán Patiño, alias Niño Fabián, principal cabecilla de ese grupo.

Más datos: Investigación
Relaciones
John Vasco López estaría vinculado a las detenciones en diciembre del 2010 de tres colombianos que fueron señalados por la Unidad de Inteligencia Antidelincuencial (UIAD) como miembros de la agrupación Cordillera. Estos habían llegado desde Pereira (Colombia) para apoderarse del microtráfico en Quito.

Deportación
Vasco fue trasladado ayer a Quito, desde donde será trasladado hasta el puente internacional Rumichaca, donde será recibido por el ministro de Defensa de Colombia, Rodrigo Rivera.