México DF. En una salida poco usual entre los violentos cárteles de la droga de México, un capo narcotraficante de la organización La Familia habría llamado a sus compañeros a no dejar las armas y seguir hacia adelante.

Una voz atribuida a Servando "La Tuta" Gómez, número dos del cártel, llama en una grabación difundida el miércoles a no desesperar por la reciente muerte de Nazario "el Chayo" Moreno, uno de los máximos líderes de la organización, ocurrida en un enfrentamiento con policías federales y marinos.

"Todos pónganse listos, estén listos con las armas, ténganlas a un ladito, no las abandonen, no abandonen las armas", dice Gómez según la transcripción del audio difundida por la cadena Televisa en televisión y en su página de internet y que fue reproducido por radios.

"No se desesperen, algún día algo tenía que pasar, si ya sucedió, esto no se acaba, vamos a seguir hacia adelante", agrega Gómez en el audio, hablando rápido y con tono ansioso.

La voz es similar a la de una grabación que difundió la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía federal) entre Gómez y el ex diputado Julio César Godoy, al que acusa de tener vínculos con La Familia y a quien la Cámara baja le quitó sus fueros el martes para que enfrente los cargos.

Un portavoz de la fiscalía dijo a Reuters que la institución no tenía comentarios que hacer sobre la grabación, ante la pregunta de si la voz corresponde a la de Gómez.

Es atípico que los líderes de los cárteles aparezcan en los medios, aunque no es la primera vez en el caso de Gómez, quien se comunicó con el canal Milenio el año pasado pidiendo un pacto con el Gobierno para detener la violencia.

Moreno, líder del cártel junto con Jesús "El Chango" o "El Chamula" Méndez Vargas, fue abatido a tiros el jueves pasado en medio de un enfrentamiento de un día entero en el occidental estado de Michoacán entre fuerzas federales y sicarios. Los choques dejaron 11 muertos, entre ellos un bebé de ocho meses.

"La Tuta" lo describió como un ser de "gran corazón" cuyo mensaje era incomprendido por muchas personas que lo tachaban de delincuente o de una mala persona.

La Familia es un cártel con tintes de secta religiosa en la que sus integrantes son adoctrinados con pasajes bíblicos y dicen proteger a la sociedad en el estado de Michoacán, donde operan principalmente produciendo metanfetaminas con destino al mercado de Estados Unidos.

En la grabación, Gómez dice que si La Familia se retira, su lugar será ocupado por los Zetas, el ex brazo armado del cártel del Golfo que al igual que La Familia se dedica a secuestros y extorsiones en Michoacán y estados vecinos.

En ese estado, de donde es oriundo el presidente Felipe Calderón, fueron lanzados hace cuatro años los primeros operativos frontales contra el narcotráfico. Desde entonces, cerca de 33,000 personas han muerto y el apoyo de la población a la campaña antidrogas ha disminuido.