No solo los rescatistas que descenderán los cerca de 622 metros hasta las profundidades del yacimiento San José están preparados para una eventualidad.

Los carabineros a cargo de la seguridad y el orden en el campamento Esperanza no se quedan atrás.

Con un vehículo satelital, implementado con sistema de televigilancia, registran los movimientos de los trabajos de rescate de los 33 mineros atrapados.

Las cámaras con las que cuentan los funcionarios de Carabineros, les permiten una amplia cobertura del yacimiento, esto considerando el caso en que alguna persona quiera ingresar sin tener la autorización necesaria, informa La Tercera.

En cuanto a la eventualidad que se requiera del traslado de los mineros vía terrestre, la institución planificó un operativo con cápsulas de seguridad, lo que permitirá su resguardo hasta el hospital San José del Carmen de Copiapó.

El trabajo terrestre será respaldado desde el aire por un helicóptero, de la Prefectura Aérea, a través de un enlace vía microonda.