Roma. Una mujer que fingió ser una víctima del terremoto de Italia de 2009 ha causado indignación, luego de que recibió dinero para elogiar los esfuerzos de reconstrucción del gobierno en uno de los canales de televisión del primer ministro, Silvio Berlusconi.

Marina Villa, de 50 años, apareció este viernes en un popular programa de televisión en el Canal 5, parte del imperio Mediaset de Berlusconi, y dijo que todo estaba bien en la ciudad de L'Aquila, que fue devastada por el terremoto.

"L'Aquila está volviendo a lo que era antes. Hay casas con jardines y garajes. Me gustaría agradecer, si puedo, al primer ministro", señaló.

"Aquellos que siguen quedándose en hoteles, es conveniente para ellos. Comen, beben y no hacen nada", agregó.

Villa se disculpó este lunes luego de que mensajes dejados por sus conocidos en redes sociales revelaran que no era de L'Aquila, sino de un pequeño pueblo en la región de Abruzzo.

Admitió que recibió un pago de 300 euros (US$422) para aparecer en el programa y leer un guión fingiendo ser una víctima del sismo, luego de que los creadores del programa supieron que era de la región.

Más de 300 personas murieron en el desastre, decenas de miles quedaron sin hogar, y vecinos se quejan regularmente de que la reconstrucción de la ciudad medieval está avanzando demasiado lento, debido a una falta de fondos gubernamentales.

El ayuntamiento de L'Aquila dijo eate martes que estaba considerando tomar acciones legales contra el programa, e invitó a su presentadora, Rita Dalla Chiesa, a ir a la ciudad y ver la realidad por sí misma.

Dalla Chiesa ha negado un montaje intencional.

"No puedo pedir a todos mis invitados sus documentos de identidad", dijo. "Siempre he sido justa. He hecho muchos programas en ayuda a las víctimas del terremoto. Incluso envié osos de peluche a los niños ¿Debería darme vergüenza? No acepto eso", agregó.