Melbourne. Una nube de cenizas volcánicas procedente de Chile afectó nuevamente a vuelos australianos este martes, con Qantas Airways y Virgin Australia cancelando vuelos domésticos desde y hacia Sídney y otras ciudades importantes durante la tarde.

La mayoría de los vuelos internacionales operaban normalmente pero algunos debieron ser desviados, retrasados o cancelados, dijo Qantas.

Qantas desvió vuelos desde Johannesburgo y Singapur a Brisbane, y aplazó dos vuelos que se dirigían desde Los Angeles, y canceló seis vuelos entre Australia y Nueva Zelanda, dijo la aerolínea.

El aeropuerto de Sídney dijo que vuelos hacia Honolulu y Bali también habían sido cancelados.

Qantas también adelantó dos vuelos hacia Londres y uno hacia Francfort para hacerlos partir antes de las 15.00 hora local (0500 GMT), dijo otro portavoz.

Qantas y Virgin Australia cancelaron todos los vuelos desde y hacia Adelaide durante el martes, y ambas aerolíneas detuvieron vuelos desde y hacia Canberra a contar del mediodía.

Virgin dijo que suspendió todos los servicios desde Melbourne a contar de las 16.00 hora local, mientras que Qantas canceló vuelos entre Perth y Melbourne.