Buenos Aires. Una nube de ceniza causada por la erupción de un volcán en el sur de Chile obligó a cerrar este jueves los dos principales aeropuertos de Argentina y la mayor terminal aérea de Uruguay, con la consecuente cancelación de decenas de vuelos locales, regionales e internacionales.

En Buenos Aires muchos automóviles circulaban cubiertos de ceniza, que se ha desplazado casi 2.000 kilómetros hacia el área metropolitana de la capital argentina por los vientos provenientes del suroeste.

Los efectos de la erupción del complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle en Chile llegaron hasta Montevideo, Uruguay, donde el presidente José Mujica debió suspender un previsto viaje a Argentina.

"El viaje del presidente (Mujica) a Buenos Aires se canceló por las cenizas que afectan el territorio de Uruguay y Argentina. Iba a viajar en helicóptero y se hizo imposible", dijo a Reuters un funcionario de la presidencia uruguaya.

Las demoras y cancelaciones de vuelos se han registrado desde el sábado, cuando el complejo volcánico chileno comenzó a desprender rocas y cenizas sobre ciudades de la cordillera de los Andes.

"La Secretaría de Transporte de la Nación informa que debido al desplazamiento de una nueva nube de cenizas provenientes del volcán Puyehue sobre el área metropolitana de Buenos Aires, se registran cancelaciones en los vuelos de los aeropuertos de Ezeiza y Aeroparque", que sirven a Buenos Aires, dijo una nota oficial del organismo.

La secretaría agregó que continúan cerrados los aeropuertos de las sureñas ciudades de Bariloche, Chapelco, Esquel, Trelew, Viedma, Neuquén y Bahía Blanca.

"Dado que el volcán sigue en actividad, no está prevista la reapertura de las terminales aéreas hasta que no estén garantizadas las condiciones de seguridad necesarias para operar", indicó el comunicado.

La aerolínea brasileña TAM dijo que suspendió sus vuelos a Buenos Aires y Montevideo.

"Para garantizar la seguridad de sus clientes y tripulantes, la compañía está cancelando los vuelos para esos destinos en la mañana del jueves", dijo TAM en un comunicado colgado en su página web (www.tam.com.br).

El complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle escurrió lava y desprendió rocas, dejando miles de damnificados, un importante paso fronterizo cortado y carreteras argentinas interrumpidas por la acumulación de cenizas.

La Dirección Nacional de Meteorología de Uruguay, en tanto, reportó "un fenómeno significativo de presencia de cenizas volcánicas (...) en todo el territorio nacional", dijo Mabel Rodríguez, encargada de relaciones públicas del organismo.

Los vuelos fueron cancelados en el aeropuerto de Montevideo.

Los cierres de aeropuertos por culpa de las erupciones volcánicas han sido frecuentes en Europa en los últimos dos años.

Una nube de cenizas volcánicas procedentes de Islandia obligó en mayo a cerrar algunos aeropuertos en el norte de Europa, aunque sin causar el caos del 2010, cuando el espacio aéreo europeo permaneció cerrado durante seis días a un costo de unos US$1.700 millones para las aerolíneas.