Santiago, Andina. Los gobiernos de América Latina tienen el gran desafío de evitar que los adultos mayores pasen a engrosar en la región la cifra de pobres, situación en la que se encuentran actualmente más de 200 millones de pesonas, sostuvo hoy la Cepal.

El director del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade) de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Dirk Jaspers-Faijer, dijo que las autoridades deben tomar las medidas necesarias en favor de este sector vulnerable de la población.

"Existe el gran riesgo de que las nuevas personas mayores sean pobres, si no se toman las medidas necesarias", aseveró.

Estimó que desde 2011 a 2050 más de la cuarta parte de la población regional estará compuesta por adultos mayores (180 millones de personas).

Subrayó que se trata de "la población que crece mucho más rápido que cualquier otro grupo de edad, de 3,0 a 4,0% al año, reseñó Notimex.

En el futuro incierto de muchos adultos mayores de América Latina y el Caribe influye además el hecho de que "la región es la más desigual del mundo" y que además un porcentaje bajo de la población "no se está protegiendo para su futura previsión", alertó.

El mayor porcentaje no tiene protección y eso hace también muy desigual la situación para ellos en el futuro, apuntó Jaspers-Faijer.

En la región, más de 30 de cada 100 personas de la tercera edad son pobres, en nueve de 15 naciones latinoamericanos analizadas por el Celade, con mayor incidencia de la pobreza en países como Honduras, República Dominicana, Guatemala, Paraguay y El Salvador.