Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, expresó este viernes su apoyo al gobierno de Libia y pidió por la paz en ese país que enfrenta una semana de protestas, aunque afirmó que no aplaude las decisiones que tomen sus aliados en el mundo.

Chávez, que dijo ser amigo del líder libio Muammar Gaddafi, así como de otros mandatarios, manifestó preocupación por los alzamientos que se registran en algunos países con riesgos de guerras civiles como el caso de Libia.

"Yo no puedo decir que apoyo, o estoy a favor, o aplaudo cualquier decisión que tome cualquier amigo mio en cualquier parte del mundo, no, uno está a distancia, no, pero nosotros sí apoyamos al gobierno de Libia", dijo Chávez este viernes en un consejo de ministros televisado por el canal estatal.

"Yo no he podido hablar con Gaddafi en todos estos días", agregó tras resaltar que ha guardado un "prudente silencio" porque "hay mucha desinformación" no sólo en el caso de Libia sino en otros como ocurrió con Egipto.

Este jueves, Chávez, que reforzó los lazos diplomáticos y comerciales con Gaddafi, salió al ruedo y comentó en su cuenta de la red social twitter "Viva Libia y su Independencia! Kadafi enfrenta una guerra civil!!".

Gaddafi prometió este viernes "aplastar a cualquier enemigo", en un discurso ante una multitud de partidarios en Trípoli, mientras se agudizaba la revuelta popular en Libia en torno al líder.

Los ataques contra civiles en Libia pueden haber sido "crímenes contra la humanidad" que garantizan tratamiento de la Corte Penal Internacional en La Haya, de acuerdo con un borrador de una resolución de sanciones de la ONU, preparado por Francia y Gran Bretaña.

Las tropas de Gaddafi controlan Trípoli luego de reprimir protestas antigubernamentales ocurridas hace algunos días, y los residentes dijeron que se mantendrán encerrados a menos que se vean obligados a buscar provisiones.

Según reportes, otras ciudades libias, como Misrata, a unos 200 kilómetros de Trípoli y la tercera más grande del país, está bajo control rebelde.