Santiago. Demandando la extensión de un plan de trabajo de emergencia, 33 mujeres se tomaron las dependencias de la histórica mina de carbón Chiflón del Diablo, que se encuentra en el sur de Chile y no está en operaciones.

Allí las obreras, que fueron desvinculadas del Cuerpo Militar del Trabajo de Lota, iniciaron una huelga de hambre, informó Radio Bío Bío.

Las mujeres, que piden que los programas de trabajo de emergencia se incluyan en el presupuesto de 2011, se encuentran a 70 metros bajo tierra esperando ser escuchadas por el gobierno de Sebastián Piñera, como lo hizo con los 33 trabajadores que quedaron atrapados en una mina en el norte de Chile.