Santiago. El gobierno chileno aplazará hasta el 7 de mayo el cambio al horario de invierno, una medida que busca ahorrar energía en medio de un período de sequía que afecta al país, dijo este lunes un diario local.

El atraso en la vigencia del nuevo horario, que implica retrasar en una hora los relojes, extiende una postergación que se había hecho en marzo hasta la medianoche del 2 de abril.

Junto con la postergación del horario, el Ejecutivo decidió que el período invernal en los relojes se acortará a cuatro meses y dos semanas desde los tradicionales siete meses que rigen desde 1968, dijo El Mercurio.

El gobierno lanzó un plan preventivo de ahorro para evitar una crisis energética al extenderse las condiciones del 2010, que fue uno de los más secos.

El nuevo esquema permitiría un ahorro en el consumo de energía eléctrica, que para una familia de cuatro personas promedio se ha calculado en un 4,4% para todo el período basado en un uso de horario de invierno más corto.

El medio local dijo que el aplazamiento en la entrada del nuevo horario sería anunciado el lunes por el Gobierno y en marzo del próximo año se haría una evaluación para ver si la medida se repite nuevamente.