Como un “claro acto de censura” calificó el Consejo Nacional del Colegio de Periodistas la decisión de Canal 13 de no emitir la segunda parte de un reportaje preparado por el equipo periodístico de Tele13, cuyo objetivo era retratar la discriminación que se vive en exclusivos colegios del barrio alto capitalino con asesoras del hogar que iban a consultar por matrículas.

El gremio de los profesionales de la prensa argumentó que esta situación es “claramente un caso de censura” y solidarizó con los periodistas que presentaron su renuncia a la ex estación de la Universidad Católica.

“Rechazamos total y absolutamente la censura impuesta por los ejecutivos del canal al reportaje preparado por los colegas de la estación, referido a tratos discriminatorios de colegios del barrio alto de Santiago a asesoras del hogar que preguntaban por matrículas para sus hijos, y cuya segunda parte fue exhibida sólo parcialmente”, afirma en su declaración pública.

Añade que “más allá de cualquier consideración respecto de la calidad del reportaje en cuestión, aquí hubo un trabajo de profesionales que entendemos fue visado por varias instancias antes de ser emitido, y por ello no es extraño inferir que hubo presiones -internas y/o externas- que influyeron en esta decisión. No caben dos interpretaciones, aquí hubo un claro acto de censura”.

El Colegio de Periodistas también precisa que “no basta la explicación respecto a que el mentado reportaje no se ajustaba a determinada línea editorial. El propio canal, al promocionar su renovado formato de Tele13, utilizó como eslogan “a mí me importa la verdad”. ¿Qué verdad se le puede dar a los televidentes si un reportaje es emitido a medias? ¿En qué queda la credibilidad de periodistas, editores, camarógrafos que estuvieron detrás de este reportaje y de los próximos que emita la estación?”

Asimismo el organismo enfatiza que si alguna persona, institución o autoridad se siente menoscabada por los contenidos de determinado reportaje, existen diversas instancias a las cuales acudir frente a supuestos abusos o tergiversaciones informativas.

“El Consejo Nacional de Televisión, el Tribunal de Ética y Disciplina del Colegio de Periodistas, o los tribunales de justicia, son sólo algunos ejemplos de instituciones donde han habido pronunciamientos concretos frente a estos temas. ¿Vale la pena, entonces, acudir a la censura por temor a posibles represalias legales o éticas?”, recalca la entidad.

Acciones. Dicho eso, el Colegio de Periodistas solicitará explicaciones por esta situación al director ejecutivo del canal y recurrirá al Consejo Nacional de Televisión, para que se pronuncie respecto de la censura aplicada al material periodístico.

Asimismo, “lamentó profundamente la renuncia -desconocemos si voluntaria- de los colegas Patricio Ovando y Pilar Rodríguez, ambos profesionales de dilatada trayectoria en el ámbito televisivo y que es resultado de esta decisión censuradora por parte la plana ejecutiva de Canal 13, que, insistimos, es criticable y extemporánea. Solidarizamos con ellos y con todos los colegas del Departamento de Prensa que hoy deben estar pasando por momentos difíciles”.

Departamento de prensa molesto. Frente a los hechos ocurridos el Departamento de Prensa de Canal 13 envió una carta al directorio de la estación televisiva en la que manifestó su rechazo a la petición del presidente del organismo, René Cortázar, quien pidió expresamente que no se emitiera el reportaje en la edición central de noticiero.

Ante esto los editores periodísticos, conductores, periodistas, investigadores y productores del área consideran que “se traicionaron los fundamentos del nuevo proyecto de Teletrece, donde la investigación periodística es la promesa principal a nuestras audiencias y al Departamento de Prensa”.

Sostienen que la censura al reportaje “vulnera nuestras convicciones y compromiso con la verdad, la rigurosidad y libertad en el ejercicio de la profesión”, por lo que advierten un escenario “incierto” para cumplir con las garantías que ofrece la nueva apuesta del canal, como también, “debilita la confianza hacia los responsables de la decisión”.

A la vez, expresaron su respeto y solidaridad con las renunciadas cabezas del Departamento de Prensa, Patricio Ovando y Pilar Rodríguez.

* Vea además en Nación.cl: Senado aprueba ley antidiscriminación