Santiago. El dueño de la mina que era explotada ilegalmente en el norte de Chile, donde este lunes producto de un accidente murieron dos trabajadores y otro resultó herido, huyó del país con destino a Argentina.

La fiscal Lorena Soto Ortiz, quien investiga el hecho, confirmó la fuga del ciudadano mexicano Germán Zayas Bazán, quien es el dueño del yacimiento Los Reyes, señaló Radio Cooperativa.

De acuerdo a las indagaciones realizadas, Zayas tomó este lunes un avión en el aeropuerto de Copiapó –en el norte de Chile- rumbo a Santiago y luego habría salido del país durante la tarde, trasladándose a Argentina.