Santiago. El contralor general de Chile, Ramiro Mendoza, y la directora de la Unidad de Análisis Financiero (UAF), Tamara Agnic, suscribieron un convenio de colaboración que tiene como objetivo prevenir que en el sector público chileno sean cometidos los delitos base o precedentes de lavado de activos que son la corrupción, el fraude al fisco, el cohecho y malversación de caudales públicos.

El convenio fortalece el Sistema Nacional de Prevención de Lavado de Activos al actualizar la cooperación interinstitucional en este ámbito que se efectúa en Chile, de acuerdo a los estándares internacionales establecidos por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y ampliar las fuentes de información generadoras de inteligencia financiera preventiva del lavado de activos que realiza la UAF.

El contralor destacó que el acuerdo dará a la UAF acceso a la información sobre funcionarios públicos que está contenida en las bases de datos de la CGR. “Este convenio introduce nuevos instrumentos de persecución y particularmente de lucha contra el flagelo de la corrupción. Desde la perspectiva de la prevención, el rol que cumple la UAF es clave y nos interesa que pueda considerarse como un ente anti corrupción”, dijo.

La directora de la UAF, Tamara Agnic, señaló que “en el sector público, el lavado de activos asociado a los delitos de corrupción, fraude al fisco, cohecho y malversación de caudales públicos puede ocurrir cuando están dadas las condiciones para que sus funcionarios oculten o disimulen la naturaleza, origen, ubicación, propiedad o control del dinero o bienes generados con su comisión”.