Santiago. Chile se comprometió a forestar 100.000 hectáreas de tierra degradada en un intento por contrarrestar las miles que se pierden cada año por incendios y los efectos de sequías, dijo este viernes la Corporación Nacional Forestal (Conaf).

El anuncio de Chile se hizo en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y luego de que el Papa Francisco publicó el jueves la mayor encíclica dedicada al medio ambiente llamada "Laudato Si, Sobre el Cuidado de la Casa Común".

Chile invertirá US$250 millones en su nuevo plan de forestación, mientras que en materia de manejo de bosque nativo la meta es incorporar unas 100.000 hectáreas hacia el período 2020-2035.

"Estamos avanzando en líneas de trabajo que refuerzan el camino de contar con un sector forestal y ambiental sustentable", dijo Aarón Cavieres, director ejecutivo de Conaf.

El país tiene más de 13 millones de hectáreas de bosque nativo, pero en la última década de prolongada sequía, importantes incendios forestales han dañado vastas zonas potenciados por fuertes vientos y altas temperaturas.

En la temporada 2014-2015, los incendios forestales en Chile afectaron más de 105.000 hectáreas, mucho más que el promedio de 63.675 hectáreas del último quinquenio, según datos oficiales.

En Chile operan importantes grupos forestales como Empresas CMPC y Arauco, de Empresas Copec.