Santiago. La Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior chileno cifró en 311 las personas damnificadas a nivel nacional por el frente de mal tiempo que azotó con fuertes vientos, precipitaciones y bajas temperaturas a gran parte de Chile.

La entidad mantuvo la alerta amarilla desde Coquimbo al Bío Bío como medida preventiva ante las bajas temperaturas que se espera comiencen a percibirse en el país.

La zona norte, Antofagasta y Atacama tampoco se escaparon de la inquietud gubernamental y se encuentra bajo Alerta Temprana Preventiva. No en vano, esta primera ciudad amaneció con nieve un fenómeno que rara vez sucede y que obligó a detener las operaciones de la mina Escondida.

Según el último informe, hasta las 20:00 horas del sábado había caído 4,1 mm de agua en La Serena; 26,2 mm en Ovalle y 14,4 mm en Montepatria, 20,8mm en Santo Domingo, 27,0 mm en Casablanca, 18,0 mm en Pudahuel, 17,3 mm en Quinta Normal y 13,8 mm en Tobalaba.

De acuerdo al director nacional de la Onemi, Vicente Nuñez, en conversación con el diario La Tercera, "a nivel país se reportan 311 personas damnificadas, correspondiendo 300 a la región de Valparaíso, de las cuales 113 se encuentran albergadas.

Por otra parte, se informa de nueve damnificados en la región de O`Higgins, de este número, 5 personas permanecen albergadas en la comuna de Doñihue.

En la región del Maule, comuna de Hualañé, se registran dos personas damnificadas, las que fueron derivadas a casa de familiares".

El fuerte viento provocó además daños en el tendido eléctrico, así que 59.644 clientes se encuentran sin energía a nivel nacional, y la mayoría se concentra en la zona central del país.